La Concordia de Segovia

La Concordia de Segovia fue un tratado firmado el 15 de enero de 1475 por Isabel, reina de Castilla, y su marido Fernando, rey de la Corona de Aragón.  En dicho acuerdo quedó fijado el papel que asumiría Fernando en la administración y reino de Castilla. Fue redactado bajo la forma de sentencia arbitral por el Cardenal Mendoza (representante de Isabel) y el arzobispo Carrillo (representante de Fernando).

La proclamación de Isabel como reina de Castilla

A la muerte del rey Enrique IV de Castilla en 1474, la princesa Isabel, casada con Fernando de Aragón, fue proclamada reina en Segovia. Sin embargo, su acceso al trono no fue fácil. La muerte del rey supuso cambios en la alineación de las facciones nobiliarias que habían protagonizado los últimos años del reinado de Enrique.

La llegada al trono de Isabel II produjo una reordenación del estamento nobiliar. En un extremo estaba la facción isabelina, que deseaba una monarquía fuerte para seguir manteniendo preponderancia política, económica y social. En el otro extremo estaba la facción que apoyaba a Juana La Beltraneja, cuyo programa político era la limitación del poder real. Un hecho que provocaría una guerra civil hasta el año 1479.

La Concordia de Segovia

Entre los partidarios de Isabel se planteó pronto una cuestión conflictiva. Los aragoneses, según su derecho, entendían que una mujer era capaz de transmitir derechos sucesorios, pero no podía regir a sí misma[1]. Por ello, don Fernando, esposo de Isabel, aparecía como el candidato más próximo para suceder en el gobierno a Enrique IV. Pero la exclusión femenina, contraria al derecho castellano, era una argumento de doble filo, ya que entonces los reyes tenían solamente una hija. La cuestión, difícil y delicada, fue encomendada para solucionarla a don Pedro González de Mendoza, cardenal de España; y a don Alonso Carrillo, arzobispo de Toledo.

File:Concordia de Segovia.JPG

Figura 1. Concordia de Segovia. 15 de enero de 1475. Conservada en el Archivo General de Simancas (España). Fuente: Wikimedia Commons

La solución llegó con una declaración, conocida como Sentencia arbitral de Segovia o simplemente Concordia de Segovia, o Acuerdo de Segovia, que se realizó el 15 de enero de 1475. En Segovia se arbitró la sentencia relativa a las atribuciones de los esposos respecto al gobierno en Castilla, que serían las siguientes:

– Los documentos reales debían ser expedidos a nombre de los 2 reyes, aunque encabezados por el de Fernando, en su condición de varón.

– Ambos monarcas administrarían las rentas y firmarían las sentencias judiciales. En cambio, los nombramientos de oficiales, las tenencias de fortalezas y la presentación de dignidades correspondían exclusivamente a la reina.

– En heráldica, las armas de Castilla y León tendrían precedencia sobre las de Sicilia y la Corona de Aragón.

Como colofón a lo anterior, el 2 de febrero de 1475 se estableció igualdad jurídica entre castellanos y aragoneses dentro del reino. Un mes de negociaciones había despejado la mayor parte de las dudas sobre la posible intromisión aragonesa en el gobierno de Castilla. Las siguientes dudas se disiparían en abril de 1475, al recibir Fernando de facto (aunque no de iure) diversos poderes reales.

File:Escudo de los Reyes Católicos de 1491.jpg

Figura 2. Escudo de los Reyes Católicos en 1491. Fuente: Wikimedia Commons

Conclusión

El acuerdo al que se llegó en la Concordia de Segovia fue para los nuevos monarcas el primer acto de un reinado que deseaban consolidar y presentar como continuación del anterior. Con este acuerdo se consolida el ascenso de Isabel al poder ya la resolución de cualquier duda que se pudiera plantear, como sería la excesiva intromisión aragonesa en los asuntos de Castilla. Se llegaba a una concordia que armonizaba el derecho castellano y aragonés dentro del gobierno de Castilla. Además de ello, tras la Concordia de Segovia, los Reyes Católicos confirmaron a cuantos ya ocupaban cargos y oficios, aunque no faltaron novedades. Nombres nuevos, servidores fieles, hombres de Universidad,… ocuparon importantes puestos, convirtiéndose durante el Reinado de los Reyes Católicos en los hombres fuertes del nuevo régimen.

Bibliografía

Álvarez Palenzuela, Vicente Ángel. Historia de España de la Edad Media. Ed. Ariel, Madrid, 2002

RTVE. Mujeres en la Historia. Isabel I de Castilla. Disponible en: http://www.rtve.es/alacarta/videos/mujeres-en-la-historia/mujeres-historia-isabel-catolica/524237/

RTVE. Isabel

Es interesante, a la par que recomendable, ver la representación del acuerdo de la Concordia de Segovia en la serie “Isabel”, de RTVE.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/isabel/isabel-concordia-segovia/2004495/

La serie entera se puede comprar fácilmente o ver a través de la web de RTVE

Notas

[1] “Sólo a los hombres corresponde el ejercicio de la autoridad”

 Licencia Creative Commons

La Concordia de Segovia por La Crisis de la Historia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, comenta el artículo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies