Consecuencias del gobierno de Diocleciano

En la entrada anterior de La Crisis de la Historia, Diocleciano y la tetrarquía, se hizo una definición de lo que es la tetrarquía y de sus orígenes. El emperador romano Diocleciano observó varios de los problemas en los que estaba sumergido el Imperio Romano; en función de esos problemas reorganiza el Imperio y crea la tetrarquía, el gobierno de cuatro. Este gobierno consigue dar una estabilidad a Roma de la que hacía años que no tenía y permite la supervivencia del Imperio. Esta situación hacía parecer que la tetrarquía se mantendría a lo largo de los años, pero una serie de circunstancias provocaron que la tetrarquía tuviera su final poco después tras la muerte de Diocleciano.

Consecuencias de la política interior de Diocleciano

En el año 303 se celebran los 20 años de gobierno de Diocleciano, el cual abdica y da paso a la llamada Segunda Tetrarquía, tratando de realizar la sucesión  del poder de forma no problemática y sin desórdenes. En principio parecía que la tetrarquía debía funcionar, tal y como lo había planteado Diocleciano, pero la realidad política del momento complicó la sucesión dinástica. La elección de los siguientes césares se debieron más a intereses personales de los nuevos augustos que las cualidades de los candidatos.

File:Constantino.JPG

Figura 1. Busto del emperador Constantino. s. IV d.C. Fuente: Wikimedia Commons

En adelante, la tetrarquía no perduró muchos años debido principalmente a enfrentamientos entre sus miembros hasta que Constantino toma en 311 la iniciativa de volver a la unidad del imperio, derrotando al candidato Majencia en 311 en Puente Milvio. Tras esta victoria se repartió el imperio con Licino, existiendo una diarquía hasta la muerte de este último en 324. Con ello, Constantino se convirtió en emperador absoluto del imperio e instaurando el dominado, de claro carácter absolutista y dando fin al intento de Diocleciano de repartir el gobierno del imperio.

La tetrarquía había muerto, pero no por ello perdería su influencia. Tras la muerte del emperador Teodosio I en 395, el Imperio se divide definitivamente en dos. El Imperio Romano de Occidente tendría su capital en Roma, mientras que el Imperio Romano de Oriente tendría su capital en Constantinopla. Esta división recoge parte de los problemas que había detectado Diocleciano en cuanto a la extensión del imperio, su organización y control, y en cuanto a su defensa frente a los enemigos exteriores, sobre todo los bárbaros. Con esta división se hace patente que el centro de gravedad del Imperio Romano se traslada hacia Oriente, donde donde existía una mayor riqueza económica y comercial. Este Imperio Romano de Oriente sobreviviría en 1000 años al Imperio Romano de Oriente.

El control del Imperio a través de las medidas administrativas  y provinciales.

Diocleciano efectuó una importante reforma administrativa que constituiría uno de los ejes centrales de la reforma del Estado. Se pueden separar estas reformas en administración central y administración provincial o territorial.

En cuanto a la administración central encontramos en la cúspide de la pirámide al Prefecto del Pretorio, miembros del consejo imperial con atribuciones judiciales y legislativas. A continuación encontramos al Consejo Imperial que vio acrecentada su importancia por nuevas atribuciones en materia administrativa y judicial. Finalmente estaban las oficinas o ministerios centrales, que se encargaban de la burocracia del imperio.

Pero la reforma que tuvo más significación fue la reforma de la administración provincial. Diocleciano reorganizó el imperio y redistribuyó provincias, creando un nuevo sistema basado en grandes circunscripciones territoriales (prefecturas) de las que dependían otras intermedias (diócesis), en las cuales se agrupaban las provincias.

La organización administrativa del Estado quedó de la siguiente manera:

Provincias. Territorio administrativo gobernado por un praesides y que dependía de una diócesis.

Diócesis. Territorio administrativo gobernado por un vicario y que dependía de una prefectura.

Prefectura. Territorio administrativo gobernado por un prefecto. Las prefecturas fueron las siguientes: las Galias, Italia, Iliria y Oriente.

File:diocesis Imperio Romano diocleciano.png

Figura 2. División del Imperio Romano en diócesis tras las reformas de Diocleciano. Fuente: Wikimedia Commons

Con esta reforma administrativa Diocleciano consideró una serie de factores para evitar las posibles invasiones del exterior así como levantamientos y sublevaciones dentro del Imperio e intentó eludir excesivas concentraciones de poder a través de esta nueva distribución territorial. Esta división administrativa fue paralela a la división política de la tetrarquía y tenía como objetivo común mejorar la eficacia en el control del gobierno.

Conclusión

La tetrarquía creada por Diocleciano tuvo una escasa duración en el tiempo. Con la llegada del emperador Constantino, considerado por algunos historiadores como el último gran emperador del Imperio Romano, la tetrarquía finaliza y se vuelve de nuevo al único emperador. Pero la división del Imperio para tener un mejor control administrativo, territorial y económico se hacía patente. Prueba de ello fue que las reformas administrativas y territoriales del Imperio no finalizaron con Constantino. La redistribución de las provincias y la creación de diócesis y prefecturas influyeron en la organización de los estados medievales y de la Iglesia Católica. Por otro lado, la división política del Imperio influyó para la división definitiva en el año 395 tras la muerte de Teodosio.

Bibliografía

Varios Autores. Historia Antigua Universal III. Historia de Roma. UNED. 2012

Pastor, Bárbara. Breve Historia de Roma II. el Imperio. Ediciones Nowtilus. 2011

Barceló, Pedro. Breve historia de Grecia y Roma. Alianza. 2004

Orosio, Paulo. Historia contra los paganos. Prensas de la Universidad de Zaragoza. 2008

Hosting SSD
The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

One Response

  1. Miguel 11/05/2016

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies