Elam

El nombre de Elam ya era conocido gracias a la Biblia. En el Génesis menciona que Elam fue uno de los hijos de Sem, lo que relacionaba presuntamente a los elamitas con la patria de los semitas, que es Mesopotamia y Arabia oriental. Pero en el año 1874 es cuando aparece por primera vez el término elamita de la mano de H.A. Sayce. En 1884 se descubre la ciudad elamita de Susa, llevado a cabo por franceses al mando de M. Dieulafoy. Así, la expedición francesa dio a conocer la civilización elamita, diferenciándola de los vecinos sumerios, acadios y babilonios. A partir de entonces se han sucedido los estudios sobre la historia de los elamitas, su geografía y su lengua.

Geografía

El antiguo Elam estaba emplazado en el Suroeste de la actual Irán. El antiguo territorio era zona rodeada por los Montes Zagros por un lado y por el Golfo Pérsico por el otro. En el mapa de la figura 1 se puede apreciar mejor la geografía de Elam. Entre los territorios, conviene destacar dos de ellos:

  • Susiana, en el Oeste de Irán haciendo frontera con Iraq, cuya principal ciudad fue Susa.
  • Región de Fars, en el Suroeste de Irán, al Sur de la Susiana. La ciudad principal fue Anshan (la actual Malyan).

Su geografía fue cambiante a lo largo de los siglos, tal y como sucedía habitualmente en la antigüedad de Próximo Oriente. Así, en el mapa mostrado se observa la expansión máxima de Elam, que fue entre el tercer milenio a.C y la primera mitad del segundo milenio a.C. A partir de la segunda mitad del segundo milenio, Elam fue retrocediendo a Susania y a la región de Anshan, hasta quedar reducido a Susiana en el primer milenio.

File:Elam.jpg

Figura 1. Mapa del emplazamiento geográfico de Elam. Fuente: Wikimedia Commons

Cronología de Elam

El periodo elamita ocupa varios milenios. A partir de las migraciones que poblaron la región de Elam en época neolítica, se considera la fundación de Susa y Anshan alrededor del año 4000 a.C. Se considera que el fin del periodo elamita ocurre con la época persa aqueménida, a mediados del primer milenia a.C.,  aunque se admite una época postelamita que alcanza hasta los partos, a inicios de la era cristiana.

Su historia suele dividirse en tres periodos de mil años:

  1. Tercer milenio a.C. Abarca desde las primeras noticias pseudohistóricas de la Lista Real Sumeria, que menciona la victoria del rey sumerio Enmebaragesi sobre Elam (año 2.700 a.C) hasta la caída de la III dinastía sumeria de Ur (alrededor del 2.000 a.C).
  2. Segundo milenio a.C. Comprende parte de la dinastía Simaski, la dinastía Yábrida, las dinastías Igehálkida y Shutrukida. La dinastía Shutrukida fue última responsable de la caída de la dinastía casita bailónica.
  3. Primer milenio a.C. Comprende la época de los reyes neoelamitas (entre del año 800 y 600 a.C), contemporáneos de los reyes asirios,  y de la época persa aqueménida, que se cierra con Artajerjes II ( 436-358 a.C).

A pesar de que la civilización elamita propiamente dicha finalizó con la invasión persa aqueménida, se considera que existe una época postelamita que alcanza hasta los partos. Así, tendríamos una civlización que existió durante miles de años en el Próximo Oriente y que nos ha dejado su lengua y su cultura.

Origen de los elamitas

La etnia de los elamitas no se ha podido identificar con ninguna otra conocida. Aunque la Biblia los calificaba como hijos de Sem, no estaba del todo claro. Así, surgieron suposiciones de que los elamitas eran de raza negra. Así lo apuntó el historiador Lenormant. Lo argumentaba con ejemplos como que los personajes representados en las tumbas vidriadas elamitas eran negros; que habían descripciones de los elamitas como gente con nariz aplastada, pómulos prominentes y labios abultados; nombres de algunos soberanos elamitas que parecían tener relación con lenguas africanas. Todos estos datos no resuelven por completo el origen elamita. Y más teniendo en cuenta que los elamitas vivieron durante 3 milenos, por lo que es de suponer una mezcla de razas y etnias que modificarían el panorama elamita. Así hay que coger las fuentes escritas con un amplia visión crítica y de estudio. Otros historiadores hablan de migraciones  provenientes del valle del Indo durante el sexto milenio a.C, por lo que tendrían un origen oriental. De todas formas se puede concluir que los elamitas eran un pueblo de piel oscura, por lo que eran distinguidos por los acadios y babilonios.

La escritura y la lengua elamita

La lengua es aglutinante, cuyo único parentesco conocido es el protodravídico de la India, que parecen tener un origen común. La lengua elamita estaba escrita con el sistema cuneiforme. Era en la práctica un sistema absolutamente silábico y más manejable que el cuneiforme sumerio y acadio. De acuerdo a la periodización y extensión espacio-temporal de la escritura, se suele distinguir entre los siguientes periodos: Paleoelamita o antiguo elamita (aE), Medioelamita (mE), Neoelamita (nE) y Aqueménida-elamita (aquE).

Existen aún discusiones actuales sobre si el elamita es una lengua con su historia independiente o si es una copia de la escritura sumeria. Respecto a su evolución del cuneiforme elamita, no existe una documentación semejante a la mesopotámica (sumerio y acadio) para poder reflejar una verdadera evolución de los signos cuneiformes elamitas. No obstante, según la información disponible, existen pruebas que las diferencias entre los silabarios utilizados (acadio y elamita) siguen evoluciones dispares, testimoniando que el silabario elamita tiene una evolución independiente y no se basa en el acadio. De este modo, se concluye que las evoluciones entre las lengua acadia y elamita tienen poco en común y actúan de forma independiente.

Hay distintas recopilaciones de signos cuneiformes elamitas, los cuales tienen su propio silabario. Los distintos silabarios existentes son los textos de Choga Zambil, los archivos de Persépolis, el archivo de Tell-i Malyan, un silabario general exclusivo de las inscripciones reales elamitas; y un silabario genérico.

File:Chogha Zanbil.jpg

Figura 2. Vista panorámica de zigurat de Choga Zambil, ciudad elamita. Autor: Pentocelo Fuente: Wikimedia Commons

Conclusión

De este breve resumen se pueden extraer 5 ideas principales:

  1. Existen aún ciertas dudas sobre el origen de ellos, habiendo argumentos sobre sus orígenes africanos o bien del Valle del Indo
  2. Eran un pueblo de piel oscura, diferentes de acadios o babilonios.
  3. Se establecieron en territorios que hoy pertenecen al actual Irán. Dentro de estos territorios destacan Susiana y Fars
  4. El periodo ocupa varios milenios. La fundación de Susa y Anzan son alrededor del año 4000 a.C. El fin del periodo elamita ocurre con la época persa aqueménida, aunque se admite una época postelamita.
  5. Su historia suele dividirse en tres periodos de mil años.

Bibliografía empleada y recomendada

Vázquez Hoys, Ana María. Historia antigua universal I. Ed. Sanz y Torres.

Liverani, Mario. El antiguo Oriente: Historia, sociedad y economía. Editorial Crítica

Quintana, Enrique. Historia de Elam, el vecino Mesopotámico. Universidad de Murcia.

 

Licencia Creative Commons
Elam por La Crisis de la Historia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Hosting SSD
The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies