Éxtasis de Santa Teresa de Jesús

Éxtasis de Santa Teresa de Jesús es una escultura realizada por Gianlorenzo Bernini durante los años 1647 hasta 1652. Esta escultura se encuentra en la Capilla Cornaro de la Iglesia de Santa Maria Della Vittoria, en la ciudad de Roma. La obra fue un encargo directo del cardenal Federico Conaro. En 1644 este cardenal había sido trasladado desde Venecia a Roma y en 1647 encargó a Bernini la remodelación de la Capilla Cornaro de la Iglesia de Santa Maria Della Vittoria, la cual pertenecía a su familia, con gran poder y prestigio en Roma.

Bernini

Esta obra es una de las más bellas esculturas de la Edad Moderna. Su autor, Bernini, es considerado como el gran artista del barroco italiano. El estilo de Bernini es influenciado de fuentes diversas, como Miguel Ángel, el arte helenístico, el naturalismo o el tratamiento de los rasgos corporales. Estas fuentes darán lugar a que las obras de Bernini posean una gran teatralidad compositiva, con efectos emotivos que conseguirán acercar al espectador a la obra, haciéndolo partícipe de la acción. Por ello es considerado como uno de los creadores del Barroco.

Éxtasis de Santa Teresa de Jesús y la Contrarreforma

El “Éxtasis de Santa Teresa de Jesús” se encuadra dentro de la época de la Contrarreforma de la Iglesia Católica. Durante el siglo XVI y XVII, la Iglesia tuvo una crisis profunda debido a la Reforma Protestante que dividió a la cristiandad de Europa, que provocó conflictos o incluso guerras, como las guerras de religión en Francia. Además de ello, en el siglo XVII el Imperio Español, que había tenido la hegemonía en el continente europeo, estaba en decadencia, lo que provocó situaciones de inestabilidad antes las luchas de poder de los distintos estados.

Todos estos motivos provocaron que la Iglesia Católica necesitara un nuevo impulso para la demostración de su poder. Tras el Concilio de Trento la Iglesia en el siglo XVI trazó unas directrices para promover las bellas artes, en la que se tenía que dar tanto una capacidad didáctica como una demostración de poder a la masa del pueblo. Esta cuestión se entiende ya que la mayoría de la población era analfabeta, y se tenía que impresionar mediante suntuosas y bellas obras. Mediante la creación del “Éxtasis de Santa Teresa de Jesús” se mostraban personajes modélicos que los fieles debían atender con devoción, se evidenciaba el poder de la Iglesia y de forma secundaria el poder de la familia Cornaro que había sido la promotora.

File:Bernini.jpg

Figura 1. Autorretrato de Gian Lorenzo Bernini. 1623. Galleria Borghese, Roma. Fuente: Wikimedia Commons

Durante la Contrarreforma Católica fue importante la elección de esos modelos a imitar. El ambiente histórico de esa época propició la aparición de un ambiente místico, ascético que produjo la beatificación de varios religiosos iluminados, que cumplían esa finalidad didáctica promovida por el Concilio de Trento. Entre estos religiosos, tenían gran prestigio los santos españoles, lo que propició que hubiera toda una serie de creación de obras de arte dedicadas a estos santos, más allá incluso de las fronteras españolas. En la época de la decadencia del Imperio Español, el pueblo podía refugiarse para rezar y olvidar las penurias, lo que propició un motivo iconográfico a representar por los artistas.

File:Capilla Conaro.jpg

Figura 2. Capilla de Cornaro, Iglesia de Santa María de la Victoria en Roma. Autor: aischylos. Fuente: Wikimedia Commons

En el caso de la obra de Bernini, se escogió a Santa Teresa de Jesús, ya que además de representar las actitudes que debe poseer el fiel a la Iglesia Católica pertenecía a la misma orden a la que pertenecía la Iglesia de Santa Maria Della Vittoria, la de los Carmelitas Descalzos. La iglesia fue construida en el siglo XVI, siglo en los que se construyeron numerosos edificios religiosos en el ámbito territorial católico, para así reafirmarse ante los protestantes.

Descripción de la obra

Bernini creó en la capilla de Santa Maria Della Vittoria un espacio tridimensional muy llamativo, con una estructura de retablos y columnas, en cuyo centro estaba el conjunto del “Éxtasis de Santa Teresa de Jesús”. La configuración de este espacio forzaba a que el espectador tenga una visión frontal de la escultura, ofreciendo una imagen con mayor magnificencia. Flanqueando la escultura central, en los laterales disponemos de dos balcones con esculturas del cardenal Cornaro y otros miembros, apareciendo como observadores de la escena y demostrando su devoción a la escena.

La escultura está realizada en mármol, teniendo 3,50 metros de altura. Este conjunto escultórico está formado por Santa Teresa y un ángel portando una flecha. La Santa se apoya sobre una nube rugosa, observándose la desnudez de sus pies (en relación con la Orden a la que pertenecía) y los pliegues de su vestimenta, que cubren casi todo su cuerpo. Estos pliegues no se corresponden totalmente con las formas de su cuerpo, lo que da una sensación de mayor expresividad e irracionalidad. Lo más importante es la expresividad del rostro de la Santa, que se confunde entre el dolor y el placer provocado por la flecha que el ángel va a clavar en su corazón, en referencia a lo que había escrito en sus poesías.

File:Éxtasis de Santa Teresa de Jesús.JPG

Figura 3. Éxtasis de Santa Teresa de Jesús, de Bernini. Iglesia de Santa Maria della VittoriaFoto de: Napoleon Vier. Fuente: Wikimedia Commons

En la obra cobra especial importancia el juego de la iluminación. Detrás del frontón curvo, Bernini dispone de un tragaluz de color amarillo (oculto al espectador) que ilumina unas ráfagas doradas que están detrás de la escultura y el propio conjunto escultórico. Ello creaba una serie de sombras y contornos, que en contraste con el color blanco del mármol, creaba un ambiente dramático y misterioso, que potencia el carácter místico que desea plasmar el artista.

Conclusión

Mediante la realización de esta bella obra de arte, la Iglesia Católica cumplía una finalidad didáctica mostrando la Pasión de Santa Teresa, y una demostración de poder y prestigio, objetivo prioritario durante la época de la Contrarreforma. Asimismo, la familia Cornaro se mostraba a los fieles como una familia dentro de la Iglesia con poder suficiente para acometer y financiar esa obra.

Bibliografía

Varios autores. Arte y Poder en la Edad Moderna Madrid. Editorial Centro de estudios Ramón Areces, S.A. 2010

Floristán, A. (coord). Historia Moderna Universal. Barcelona. Ariel; 2010

Ribot García, L. (coord). Historia del mundo moderno. Madrid. Actas; 2006

 

Licencia Creative Commons

Éxtasis de Santa Teresa de Jesús por La Crisis de la Historia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Hosting SSD
The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies