La Guerra de Afganistán

Tras los atentados terroristas del 11 de Septiembre de 2001 y en el marco de un orden político internacional multipolar y asimétrico, EEUU realizó una serie de políticas en el ámbito exterior para dar respuesta a esos atentados y para aumentar su influencia política en Oriente Medio. La respuesta unipolar por parte de EEUU llevó a las guerras de Afganistán e Irak. En esta entrada se comentará solamente la Guerra de Afganistán.

La Guerra de Afganistán

Tras el 11-S, las pistas de los causantes de los atentados terroristas de Nueva York llevaban hacia la organización terrorista Al Qaeda encabezada por Osama Bin Laden. En el año 2001 Bin Laden estaba refugiado en Afganistán, donde existían un régimen político islamista radical por parte de los talibanes. Los talibanes subieron al poder tras la retirada del ejército invasor de la URSS a finales de los años 80. Estados Unidos necesitaba una respuesta militar contundente para demostrar al mundo su capacidad de reacción frente a los atentados terroristas en su territorio, los cuales consideraban los EEUU como acto de guerra.

En este contexto anterior, EEUU inició sus acciones contra Afganistán en Octubre de 2001. El régimen talibán se negó a entregar a Osama Bin Laden a EEUU, lo que llevó a éstos a preparar una guerra para apresarle aunque fuera invadiendo el país y derrocando al régimen talibán. Para la guerra contó con el apoyo de gran parte de la comunidad internacional, que en aquel momento se solidarizó con EEUU tras los ataques sufridos. Asímismo, contó de forma directa con el apoyo de la OTAN gracias a la activación del procedimiento de defensa común tras el ataque a uno de sus miembros, y de Pakistán tras un pacto de EEUU con el régimen militar a pesar de que Pakistán contaba dentro de su territorio con zonas donde predominaban bases ideológicas cercanas al pensamiento de los talibanes.

Las acciones militares fueron rápidas y EEUU consiguió en un mes derrocar el régimen político talibán y tomar las ciudades de Kabul y Kandahar. Sus acciones militares fueron apoyadas por los señores de la guerra del Norte de Afganistán, que prácticamente se comportaban como señores feudales dentro de su territorio. En noviembre de 2001 EEUU consideraba que había ganado la guerra. Pero realmente su objetivo, capturar a Osama Bin Laden, había fracasado. Bin Laden y parte de la cúpula de Al Qaeda que estaba en Afganistán huyeron primero a las montañas de la frontera con Pakistán (que son de difícil acceso militar) y posteriormente se camuflaron dentro de la población de Pakistán. A pesar de la caída política de los talibanes dentro del gobierno de Afganistán, éstos continuaron dominando algunos territorios y no dejaron de luchar contra las tropas militares de EEUU.

File: 11 Septiembre.jpg

Figura 1. Ataque a la Torre Sur el 11 de septiembre de 2001. Robert. Fuente: Wikimedia Commons

En el Discurso del Estado de la Nacion de 2002, George W. Bush mantuvo su convicción de seguir luchando contra el terrorismo y lanzó el mensaje del nuevo “Eje del Mal”, que eran ahora los países de Irak, Irán y Corea del Norte. Lanzaba un mensaje de lo que podían ser sus nuevas operaciones militares allende de las fronteras norteamericanas. Tras el año 2002, la sociedad internacional fue restando poco a poco su apoyo moral a la guerra. Sobre todo tras la decisión de EEUU de atacar el Irak de Sadam Hussein. Muchos países veían a la permanencia de las tropas militares de EEUU un intento de aumentar su poder en Próximo Oriente y no como un deseo de luchar contra el terrorismo ni de mejorar las condiciones de vida de la población afgana. De ahí que países aliados, como Alemania y Francia, restaron apoyo a las políticas exteriores de EEUU. Aun así, muchos países de la OTAN, como España, enviaron tropas para consolidar el poder político de EEUU en Afganistan y proseguir con la búsqueda de Bin Laden.

File:George W. Bush 2001 Afganistán.jpg

Figura 2. El presidente de los EEUU George W. Bush en 2001. 20 septiembre 2011 White House photo by Eric Draper. Fuente: Wikimedia Commons

La situación actual de Afganistán

La posguerra en Afganistán ha sido dura, incrementándose los antentados y las muertes de militares y civiles año tras año,  aunque en 2012 y 2013 ha habido un descenso en el número de bajas. Tras la muerte de Bin Laden el 2 de mayo de 2011, después de la operación militar “Lanza de Neptuno” por parte de EEUU en Pakistán, ha conseguido reducir la lucha de los talibanes contra EEUU y el nuevo gobierno afgano que nación tras la caída política del régimen talibán. La democracia implantada por EEUU no se ha consolidado y Afganistán se podría considerar como un estado fallido. Está previsto que las tropas de EEUU no tarden mucho tiempo en retirarse del país. Una vez se retiren las tropas, el futuro de Afganistán será incierto.

File:Guerra de Afganistán.jpg

Figura 3. Soldados en la Guerra de Afganistán. Fuente: Wikimedia Commons.

Bibliografía

Avilés, Juan. Historia del mundo actual: de la caída del Muro a la gran recesión. Ed. Síntesis.

Bernabé, Mónica. Afganistán. Ed. Debate. Versión Kindle.

Avilés, Juan. Osama Bin Laden. Ed. Los Libros de la Catarata

Licencia Creative Commons
La Guerra de Afganistán por La Crisis de la Historia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, comenta el artículo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

4 Comentarios

  1. Mirta Esquivo 16/04/2017
    • crisis_historia 05/05/2017
      • Jose Palanca 04/08/2017

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

 

La Crisis de la Historia te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Jose Palanca Cabeza (La Crisis de la Historia) como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. 

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de La Crisis de la Historia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@lacrisisdelahistoria.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.lacrisisdelahistoria.com, así como consultar mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.