El imperio de la ley en la Unión Europea

La entrada de hoy dejará de un lado tiempos remotos y se adentrará un poco en la actualidad. Para ello analizaremos un gráfico del imperio de la ley en la Unión Europea. Con este gráfico introduciremos al visitante en el análisis y comentario de gráficos. La información de este gráfico nos indica la situación del imperio de la ley en la UE. Se conocerá en primer lugar qué es el imperio de la ley para posteriormente opinar la influencia que tiene ello en el panorama político y social actual europeo. Un panorama que influirá en el futuro devenir histórico de la UE y de los países que lo integran.

 La fuente de datos: el Banco Mundial

Antes de mostrar el gráfico, es importante conocer de dónde saco la información. La fuente de datos proviene del Banco Mundial. El Banco Mundial, abreviado como BM es uno de los organismos especializados de las Naciones Unidas, que se define como una fuente de asistencia financiera y técnica para los llamados países en desarrollo. Su propósito declarado es reducir la pobreza mediante préstamos de bajo interés, créditos sin intereses a nivel bancario y apoyos económicos a las naciones en desarrollo.

El Banco Mundial está integrado por 186 países miembros. Fue creado en 1944 y tiene su sede en la ciudad de Washington, Estados Unidos. La uente de datos del gráfico está extraida del siguiente enlace: http://info.worldbank.org/governance/wgi/index.asp

Gráfico: el imperio de la ley en la Unión Europea

Imperio de la ley en la Unión Europea.jpg

Figura 1. Imperio de la Ley en los países de la Unión Europea en el año 2010. Fuente: Banco Mundial. Elaboración propia

Explicación de las variables utilizadas

En primer lugar, en el eje de abscisas tenemos a los países de la Unión Europea. La Unión Europea (UE) es una comunidad política de Derecho constituida en régimen de organización internacional sui generis, nacida para propiciar y acoger la integración y gobernanza en común de los pueblos y de los estados de Europa. Está compuesta por veintisiete estados europeos y fue establecida con la entrada en vigor del Tratado de la Unión Europea (TUE), el 1 de noviembre de 1993. Estos veintisiete países están incluidos en el gráfico.

En segundo lugar, en el eje de ordenadas, encontramos la variable del imperio de ley, cuyo valor oscila entre -2,5 (valor más débil) y entre 2,5 (valor más fuerte). El imperio de la ley (rule of law en inglés)  es una máxima jurídica que sugiere que las decisiones gubernamentales se hicieron mediante la aplicación de principios jurídicos conocidos. En ocasiones también es traducido como estado de derecho. El estado de derecho supone que cada ciudadano está sujeto a la ley, en contraste con la idea de que el gobernante está por encima de la ley, por ejemplo, por derecho divino.

A pesar que no hay una definición formal generalmente aceptada de imperio de la ley,  generalmente se entiende que el concepto significa que la ley está sobre cualquier otro principio gubernativo, que en un estado tanto el gobierno como sus funcionarios están sujetos a la ley. En definitiva, el rule of law es  la captura de la percepción de la medida en la que los ciudadanos confían en respetar las reglas de la sociedad, y en particular, el cumplimiento de la ejecución de los contratos, los derechos de propiedad, la calidad de la policía y los tribunales, así como la probabilidad de la existencia de crimen y violencia.

Este concepto de imperio de la ley está incluido dentro de un concepto más general, que es el de gobernanza. La gobernanza es un concepto de reciente difusión que designa la eficacia, calidad y buena orientación de la intervención del Estado, que proporciona a éste buena parte de su legitimidad en lo que se define ocasionalmente como “nueva forma de gobernar”. Además del imperio de la ley, para medir la gobernanza de un país se tiene en cuenta también la estabilidad política y ausencia de violencia, la efectividad del gobierno, la calidad regulatoria en el marco legislativo y el control de la corrupción. La gobernanza es un indicador importante para medir el desarrollo de un país, en lugar de medir solamente sus parámetros económicos.

Imperio de la ley.JPG

Figura 3. Mosaico representando los aspectos ejecutivos y legislativos de la ley. Representa la primacia de la ley. 1896. Frederick Dielman. Fuente: Wikimedia Commons.

Descripción del gráfico

En el gráfico se observa el distinto valor del imperio de la ley en cada país de la Unión Europea, ordenados alfabéticamente en el eje de abscisas. Teniendo en cuenta los valores, los podemos agrupar en cinco grupos:

1) Países que tienen los valores más altos del imperio de la ley. Se considera que es un valor alto entre 1,5 y 2. En este grupo estarían encuadrados los países nórdicos de Finlandia, Suecia y Dinamarca, así como Luxemburgo, Países Bajos, Austria, Reino Unido, Irlanda, Alemania y Francia. Destacan en este grupo los países nórdicos, que tienen los valores más altos: Finlandia obtiene un valor de 1,971, Suecia con 1,948 y Dinamarca con 1,878. Cierran en grupo Alemania, con 1,628, y Francia, con 1,524.

2) Países con niveles altos del imperio de la ley. Engloban los países que están entre 1 y 1,5. Estarían Malta, Bélgica, España, Chipre, Estonia, Portugal y Eslovenia. Malta estaría casi en el grupo de países con valores más altos ya que tiene un valor de 1,480 y Eslovenia y Portugal apenas superan el 1 (con valores de 1,022 y 1,041 respectivamente). En este grupo de países se encuentra España con un valor de 1,195.

3) Países con niveles medios-altos del imperio de la ley, donde estarán los países entre los valores de 0,5 y 1. Están los países de República Checa, Hungría, Lituania, Polonia, Grecia y Eslovaquia. El valor más alto es de la República Checa con 0,953.

4) Países con niveles medios del imperio de la ley, con valores entre 0 y 0,5. Están encuadrados Italia, Letonia y Rumania. En este grupo destaca la inclusión de Italia, país poderoso económicamente, pero con un valor de imperio de la ley de 0,382.

5) Países con niveles medios-bajos del imperio de la ley, con valores entre 0 y -0,5. En la Unión Europea solamente está Bulgaria, con un valor de -0,080, valor próximo al cero.

Como se puede observar, todos los países, exceptuando Bulgaria, disponen de valores superiores a cero (que sería equivalente a un aprobado). Destacan los valores de los países nórdicos de la Unión Europea, cuyos valores no solamente lo son de la UE, sino de todo el mundo. Los valores del imperio de la ley en los países de la Unión Europea son estimados para el año 2010.

File:Mapa union europea.png

Figura 4: Mapa de la Unión Europea. FUente: Wikimedia Commons

Interpretación del gráfico

En el gráfico se observa como de forma general el imperio de la ley en 2010 se cumple en la práctica totalidad de los estados de la Unión Europea, con la excepción de Bulgaria. La media de la Unión Europea del valor del imperio de la ley es de 1,17, que considerando la escala de -2,5 a +2,5 se traduce en un valor de 0,733 sobre 1, es decir, una nota de notable. Este valor significa que en los países de la Unión Europea por lo general, se aplica el estado de derecho, con los beneficios que ello conlleva.

Mención especial merecen los países nórdicos, cuyos valores próximos al 2 (los más elevados del mundo) significa que su calidad del estado de derecho y el cumplimiento de la ley es sobresaliente. Este alto valor destaca por el alto cumplimiento de las leyes por parte de ciudadanos y empresas, la escasa corrupción política existente, el alto nivel de educación cívica y el alto nivel de las instituciones públicas. Ello garantiza la calidad de vida de los ciudadanos, el desarrollo de la economía, la implantación de empresas y la garantía de los derechos de los ciudadanos.

En el otro lado de la balanza tenemos los países donde el valor del imperio de la ley es más bajo. Estos países son Italia, Letonia, Rumania y Bulgaria.  Destaca el hecho del escaso valor que dispone Italia, que se debe en mayor medida a la existencia de grandes grupos mafiosos y corrupción en el campo político y judicial. La existencia de la Mafia siciliana y la Camorra napolitana, son un ejemplo de que en ciertas regiones del estado, las instituciones públicas tienen menos poder que estas organizaciones criminales. Por otro lado en países como Letonia, Rumania y Bulgaria, existe una corrupción política generalizada y la existencia de un amplio mercado negro al margen de las instituciones públicas. Son unos países que no se han sabido adaptar de forma perfecta a un sistema democrático desde un régimen comunista satélite de la Unión Soviética.

Finalmente, en un baremo de valores que se puede calificar de notable, tenemos otros países entre los que se encuentra España. La mayoría de estos países giran en la órbita mediterránea y en la órbita de antiguos países ex comunistas. La razón de que estos valores no lleguen todavía a los de los países nórdicos es la existencia de una mayor corrupción de las instituciones públicas respecto a aquellos, así como una menor eficacia en el cumplimiento de las leyes.

Conclusión

En definitiva, según el Banco Mundial, el imperio de la ley es un factor esencial para alcanzar un desarrollo económico equitativo y lograr la reducción de la pobreza sobre una base sostenible. Los sistemas jurídicos y judiciales débiles tienen efectos desfavorables en el desarrollo económico y social en muchos frentes distintos: desvían las inversiones hacia los mercados con un marco reglamentario más sólido y estable, impiden la utilización de activos productivos por importantes sectores, y privan a los ciudadanos de voz en el proceso de toma de decisiones.

La ineficacia en la aplicación de las leyes da lugar a problemas de degradación ambiental, corrupción, lavado de dinero y de otra índole que agobian a las personas y economías. En estos países, el valor bajo del imperio de la ley puede afectar al futuro de la economía y de los derechos sociales. La mala gestión de los asuntos públicos y la corrupción pueden ser el obstáculo más grande al desarrollo económico y social. La existencia de corrupción limita el desarrollo al desvirtuar el imperio de la ley y debilitar las bases institucionales de las que depende el crecimiento económico. Perjudica a los pobres porque distrae servicios públicos de quienes más los necesitan y frena el crecimiento del sector privado.

En un futuro, la Unión Europea debería dar cuenta de estos valores del imperio de la ley, sobretodo en el alarmante caso de Italia, porque puede dar lugar a un estado fallido en el que las instituciones públicas no puedan garantizar un estado de derecho. Ya no solamente por razones económicas, sino por garantizar de forma correcta la legislación para la defensa de los derechos humanos y sociales de sus habitantes.

Bibliografía

Avilés, Juan. Historia del mundo actual: de la caída del Muro a la gran recesión. Ed. Síntesis.

Bingham, Tom. The Rule of Law. 2011. Penguin Books

Varios Autores. Gobernanza , Instituciones y Desarrollo. 2012. Tirant lo Blanch

Bibliografía de referencia en internet

– Banco Mundial. Imperio de la ley. BancoMundial.org; 2004. Disponible en: http://www.bancomundial.org/

– Banco Mundial. El precio de la corrupción. BancoMundial.org; 2004. Disponible en: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/NEWSSPANISH/0,,contentMDK:20530524~pagePK:64257043~piPK:437376~theSitePK:1074568,00.html

The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, comenta el artículo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies