El materialismo histórico

La filosofía de Karl Marx ha sido y es objeto de gran controversia. De algunas de sus ideas surgieron ideologías políticas de gran calado en el siglo XX. Posiblemente, nociones como  comunismo o lucha de clases no se conocerían sin la obra de Karl Marx.

Su filosofía también influyó en el estudio de la historia. La historiografía marxista es heredera directa de las obras de Marx y de Engels. Esta historiografía marxista gira en torno al concepto de materialismo histórico, una palabra muy empleada y a la vez poco comprendida. En la entrada de hoy se pretende explicar un poco este concepto y remarcar su importancia en la historiografía.

Karl Marx

Karl Marx (1818-1883) fue un filósofo, periodista e intelectual alemán que ha tenido una gran influencia en la sociedad contemporánea. Su obra incursionó en los campos de la filosofía, historia, política, sociología y economía. Junto a Friedrich Engels es el padre del socialismo científico, del comunismo moderno y del marxismo. Entre sus obras más importantes están El Capital, Manifiesto del Partido Comunista (junto a Engels) y Manuscritos: Economía y filosofía.

Karl Marx vivió en un periodo donde destacó la extensión de la revolución industrial por la Europa continental y, de forma más concreta, por Alemania.  Con la revolución industrial se creó una nueva clase: la clase obrera. Esta clase obrera trabajaba en gran número de ocasiones con condiciones laborales desfavorables, lo que provocó no pocos conflictos. Por otro lado, durante la primera mitad del siglo XIX se percibieron las consecuencias de la revolución francesa. Tras la caída de Napoleón se intentó retornar al absolutismo monárquico en la Europa continental, lo que provocó rechazo en los ciudadanos. Fruto de ello son revoluciones sociales como las de 1830 y las de 1848. El sistema económico reinante era el capitalismo. Un capitalismo que ya tuvo una crisis económica en la década de los años 30, de la cual Marx fue testigo directo. Además de todo ésto, Marx trabajó en la prensa escrita, lo que le hizo ver de primera mano la relación de los medios de comunicación con el poder, lo que influyó en su obra.

File:Karl Marx.jpg
Figura 1: Karl Marx. 1875. Fuente: Wikimedia Commons

La perspectiva materialista de Marx

Frente al idealismo del siglo XIX, en el cual el centro de la filosofía es el hombre, Marx se contrapone entendendo la concepción del mundo de una determinada forma, conocida como materialismo. Para Marx las relaciones humanas en la sociedad están en conexión con los aspectos materiales, políticos y económicos. La filosofía de Marx es materialista en el sentido de que para él todo lo existente es materia, procede de ella o es manifestación de ella. Como consecuencia, los conocimientos proceden del estudio de la materia. Karl Marx rompe con el teocentrismo y el antropocentrismo anterior y pone en el centro a la materia, a la naturaleza.

Dentro de este materialismo,el materialismo dialéctico consiste en una concepción de la materia en el devenir dialéctico. Es decir, el mundo material se desarrolla dialécticamente. Este materialismo dialéctico afirma que todo cuanta existe es materia que está en continuo proceso de variación y de cambio. La idea clave aquí es variación y cambio, ya que eso afectará a la visión de la historia.

El materialismo histórico

El término materialismo histórico fue acuñado por Engels para caracterizar la filosofía de Marx. Su objeto no era una explicación del universo, sino una interpretación de la historia y de la civilización humana a partir de la base socioeconómica. El materialismo histórico es una prolongación del materialisto dialéctico, ya que la historia es una prolongación del proceso natural mediante la que ha surgido el ser humano. La historia es sólo producto de los seres humanos, sólo ellos son históricos. Por tanto, la realidad fundamental de la historia es el ser humano. Un ser humano que vive en una sociedad determinada y que se relaciona con otros mediante el trabajo (mediante las relaciones materiales).

Si la relación fundamental entre seres humanos es el trabajo, entonces el resto de relaciones dependerá de ella. Las relaciones económicas, así que el resto de relaciones dependerán de la economía. Así, la economía es el motor de la historia. Lo que determina el ser humano no son las ideas, ni la conciencia, ni los dioses. Lo que determina el ser humano es su ser social. Un ser social que se basa en la relación de los medios de producción y de las relaciones laborales. Los seres humanos viven afectados por las formas de trabajo. No eligen el sistema económico, su sociedad se lo imponen. Y sobre el sistema económico se levantan las estructuras políticas, jurídicas y sociales. Y como el materialismo es dialéctico (cambiante) los sistemas económicos también. Por lo tanto, los grandes cambios de la historia se basan en los cambios del sistema económico imperante en cada determinada época. Por ejemplo, del esclavismo al feudalismo, o del feudalismo al capitalismo.

File:campesino.png
Figura 2. Campesino de la Edad Media, base de la economía feudal. Fuente: Wikimedia Commons.

Conclusión

El materialismo histórico supone una teoría donde la historia de la humanidad se basa en los modos de producción, ya que según Marx el trabajo es la actividad que diferencia al hombre del resto de animales. Estos modos de producción condicionan la relación entre los hombres y a su vez son cambiantes a lo largo de la historia. Cambios que se pueden hacer desde la vía revolucionaria o desde la vía reformista. A partir de estas nociones básicas, historiadores posteriores, sobre todo a partir de inicios del siglo XX, intentarán explicar la historia en base a esta historia cambiante basada en los medios de producción (es decir, basada en las relaciones económicas). Estos historiadores formarían parte de la historiografía marxista, los cuales se centrarán más en los grandes cambios socioeconómicos y en las relaciones de los medios de producción que en fechas o sucesos políticos concretos. Una visión importante e interesante para mejorar el conocimiento de la historia.

Bibliografía

Sanchez Meca, David. Historia de la filosofía moderna y contemporánea. 2011. Editorial Dykinson

Hernández Sandoica, Helena. Tendencias historiográficas actuales. 2013. Akal.

Marx, Karl. El Capital (resumido por Gabriel deville). 2007. Libros De La Frontera

http://blogs.ua.es/tendenciashistoriograficas/la-historiografia-marxista/

 
The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Latest posts by Jose Palanca (see all)

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Un comentario sobre “El materialismo histórico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies