La revolución neolítica

La revolución neolítica aparece definida por el nacimiento de la agricultura y la forma de vida campesina, con una economía que tiene como base principal la producción de alimentos, en lugar de la anterior vida de recolección. El cambio de vida hacia el Neolítico supuso una transformación en la vida del hombre prehistórico.

Vere Gordon Childe fue el primero que abordó el estudio del Neolítico como una transformación en la vida del hombre, lo que él llamó “revolución neolítica”. Esta revolución habría tenido como centro originario el Próximo Oriente a partir del 9.000 a.C., desde donde se extendería en milenios posteriores por el Mediterráneo y Europa. Aunque existieron también otros centros “nucleares” originarios o autónomos, como los de Asia Oriental y América Central.

La revolución neolítica. Definición

Por tanto, la revolución neolítica sería la transformación radical de la forma de vida del ser humano, que pasará de ser nómada a sedentario y de tener una base económica de caza y recolección a tener una base económica productiva mediante la agricultura y la ganadería. Pero realmente, este cambio no se produjo de una forma rápida ni de la misma manera en todo los lugares, ni ocasionó el abandono de las anteriores formas de vida. En verdad, en la actualidad aún perviven en algunas zonas del mundo formas de vida vinculadas al hombre prehistórico y a la forma de vida anterior a la agricultura. En esta entrada trataré de comentar las distintas teorías que produjeron la transición hacia el neolítico y un escueto análisis del tradicional concepto de revolución.

Resumen de los cambios surgidos en la “revolución neolítica”

Para comprender mejor los cambios surgidos en el neolítico enumero los nuevos cambios producidos en este periodo que serían de gran importancia para llegar a la situación actual del hombre en el mundo.

1. El principal cambio del Neolítico fue el descubrimiento de formas propias de producción de alimentos a partir de la agricultura y de la ganadería. Este cambio no se produjo con la misma rapidez en todo el Próximo Oriente sino que estuvo causado por una serie de lentas y costosas transformaciones que, durante algún tiempo, convivieron con formas de vida típicas del Paleolítico. Este proceso surgió como consecuencia de la observación de la vida de las plantas silvestres durante el Mesolítico y la participación humana en el crecimiento de alguna de ellas. Las primeras especies cultivadas fueron el trigo y la cebada, encontrándose también restos de legumbres.

revolución neolítica,agricultura.jpg
Figura 1. Cambios agrícolas surgidos en la revolución neolítica. Por José-Manuel Benito [Dominio público]. Fuente: Wikipedia

2. La caza especializada que se produjo sobretodo en el Paleolítico Superior, puede ser un antecedente directo de la domesticación ganadera. El caso más conocido es el de la gacela del Natufiense mesolítico (periodo de transición entre el paleolítico y el neolítico). El primer animal en ser domesticado fue el perro, mientras que posteriormente lo harían la cabra, las ovejas y el cordero. La ganadería fue un paso fundamental ya que permite la disposición de fuentes de alimentos de forma cercana.

revolucion neolitica,ganaderia.jpg
Figura 2. Cambios ganaderos surgidos en la revolución neolítica. Por José-Manuel Benito [Domino público]. Fuente: Wikipedia

3. Cambios en la cultura material. En primer lugar se produce una microlitización de la industria lítica paleolítica, es decir, una reducción de tamaño que da lugar a microlíticos geométricos u hojitas. Algunos de estos útiles servían como puntas de flecha o como elementos cortantes de hoces. En segundo lugar podemos citar la creación de la cerámica alrededor del VII milenio a.C. en la península de Anatolia, que permitió el almacenamiento de alimentos e incluso un nuevo método de cocina al poder realizarse el guisado.

cerámica neolítica.jpg
Figura 3. Cerámica neolítica.

4. En último lugar cito la sedentarización. Este fue el proceso por el cual el hombre deja de ser nómada para habitar permanentemente un lugar y puede ser explicado gracias al desarrollo de la agricultura y de la ganadería que permitió al hombre producir sus propios alimentos y no ir tras ellos. En cualquier caso, sólo en aquellas zonas de mejores condiciones climáticas y de fertilidad la sedentarización fue un hecho. Podemos citar como los poblados neolíticos más importantes a Jericó (Palestina), Tell Muraybit (Siria) y Çatal Hüyuk (península de Anatolia).

Çatal Hüyuk.jpg
Figura 4. Representación de Çatal Hüyuk. Fuente: Aulaabierta

Las teorías de explicación de la transición al Neolítico.

Durante el siglo XX, las investigaciones y estudios a partir de los yacimientos de la Prehistoria, dieron paso a diversas teorías acerca del origen de la humanidad y de algunos pasos decisivos, como fue el paso del paleolítico al neolítico, es decir, de un modo de vida cazador-recolector cuyo apogeo fue la cultura Magdaleniense que nos proporcionó hermosas evidencias de arte paleolítico como las cuevas de Altamira, a un modo de vida más sedentario con la agricultura y ganadería como principal fuente de abastecimiento alimentario. Uno de los que expuso teorías de las causas de transición del paleolítico al Neolítico fue Vere Gordon Childe, con su ensayo titulado Qué sucedió en la historia, escrito a mediados del siglo XX. Gordon Childe es el que acuñó el término de “revolución neolítica” al proceso comentado anteriormente.

Gordon Childe.jpg
Figura 5. Vere Gordon Childe. De: Swan Watson, Andrew. Fuente: Wikipedia

La teoría del Oasis

Como se ha comentado anteriormente, fue Gordon Childe el primero que abordó el estudio del Neolítico como una transformación en la vida del hombre, lo que él llamó “revolución neolítica”. La “teoría del oasis “, formulada por Gordon Childe, sostiene que las comunidades del final del Pleistoceno se vieron obligadas a recluirse en zonas más fértiles con abundancia de agua, ante el deterioro ambiental que supuso la desecación del cambio climático del Holoceno, en el cual se retiraron los hielos hacia el Norte y aumentaron las temperaturas. Esas zonas fértiles eran los “oasis” de refugio, pequeños reductos con recursos de agua que sirvieron para acoger especies vegetales y animales que se refugiaron en ellos y al mismo tiempo atrajeron al hombre, que las aprovechó ejerciendo una domesticación que las conservara asegurando su reproducción, iniciando un modelo de vida sedentaria e iniciando las prácticas de vida agrícolas y ganaderas. Este modelo conduciría milenios después a la llamada por Childe “revolución urbana” en esos mismos escenarios.

A partir de la neolitización en la zona Próximo Oriente, Gordon Childe propone una base difusionista en la que el neolítico se expandiría después hacia el Mediterráneo y Europa. Aunque la teoría fue criticada como evolucionista, en realidad, los contactos entre unas comunidades que ya eran neolíticas y otras que no lo eran debieron ser naturales y explicar el desarrollo de una determinada idea desde donde las mejores condiciones la había producido hacia las zonas que la incorporan más despacio. Esta dependencia del neolítico europeo del Próximo Oriente viene a ser confirmada por los estudios cronológicos de los asentamientos neolíticos en Europa, observándose perfectamente en un mapa realizado por Clarck en los años sesenta.

File:neolítico.jpg
Figura 6. Mapa sobre la hipótesis de la posible expansión del neolítico en Europa

Otras hipótesis sobre el cambio

Para explicar el origen de las sociedades neolíticas y el cambio cultural que las propiciaron aparecieron otras teorías que diferían de la teoría propuesta por Childe, relacionado con las distintas tendencias historiográficas en el campo de la arqueología. Entre estas teorías se podrían destacar las siguientes:

Teoría del Área Nuclear (R. Braidwood). Apoyándose en evidencias arqueológicas dice que el origen del Neolítico aconteció en las áreas ecológicamente favorables, en las que existían previamente las especies vegetales y animales que serían después domesticadas. Estas zonas estaría en el llamado “Creciente Fértil” de Próximo Oriente. La teoría se apoya en unas premisas ecológicas y tecnológicas ya que requiere, como condición previa, un medio ambiente favorable en la que existan las especies luego domesticadas, así como un desarrollo cultural.

Teoría de la presión demográfica (E. Boserup). Considera que la sedentarización fue el motor clave que estimuló la presión demográfica sobre el terreno y ésta generó la necesidad de buscar nuevas formas de vida. Esta teoría coincide en algunos aspectos con la del área nuclear, aunque poniendo más énfasis en la demografía.

Teoría de las zonas marginales (L. Binford y K. Flannery). Mezcla contenidos de teorías precedentes, partiendo de la base de que, al margen de las zonas nucleares (de ventajas ecológicas), las zonas periféricas inventaron el Neolítico como una nueva estrategia de abastecimiento resultado de la escasez de recursos y la presión demográfica. No fue tan importante la invención de la agricultura y la ganadería como el comportamiento de los grupos y su adaptación al medio.

Teoría ideológica (J.Cauvin). Por encima de determinismos ambientales y económicos, considera que el desarrollo del Neolítico (y sobretodo la invención de la agricultura), fue el resultado de estrategias humanas vinculadas a la necesidad de supervivencia.

File:Neolítico en Próximo Oriente.jpg
Figura 7. Surgimiento del Neolítico en Próximo Oriente. Fuente: Educastur

Conclusión

Cada una de estas teorías no puede explicar por si misma el complejo proceso de la transición del paleolítico al neolítico. Sin embargo, todas ellas aportan ideas fundamentadas que deben ser tenidas en cuenta por lo que, actualmente, se está imponiendo una teoría que toma en consideración todas las aportaciones anteriormente descritas.

La conclusión sería que el proceso ocurrió en diversas partes del mundo de forma independiente; pero para que pudiera producirse se requerían unas condiciones previas de cierto nivel de desarrollo tecnológico y cultural y un medio ambiente adecuado; sin embargo el proceso fue lento, diacrónico y desigual y requirió una larga etapa de experimentación; pero una vez producido, ya no hubo regresiones y los logros obtenidos se expandieron por todas partes.

El sentido de “revolución neolítica” de Gordon Childe solo puede aceptarse hoy como una imagen dialéctica que nos indica la importancia del cambio cultural producido, pero no por su carácter rápido y anulador de todo lo precedente. Aunque la palabra revolución pueda parecer en la mayoría de la población un cambio brusco y radical, este cambio no fue drástico, por lo que el término revolución se debe comprender de otra manera, sin dejarse caer en valores preconcebidos que distan de la realidad de lo ocurrido.

Bibliografía recomendada

Si se desea disponer de mayor información al respecto de la revolución neolítica, se puede consultar la siguiente bibliografía:

Gordon Childe, Vere. Los orígenes de la civilización. 1996. México.

Gordon Childe, Vere. Qué sucedió en la historia. 2002. Barcelona

Eiroa, J.J. Nociones de Prehistoria General. Ed. Ariel. 2006. Barcelona,

Varios Autores. Prehistoria I: Las primeras etapas de la humanidad. Ed. Centro de Estudios Ramón Areces.2010. Madrid

Licencia Creative Commons

Las Germanías por La Crisis de la Historia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

 
The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Latest posts by Jose Palanca (see all)

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, puntúa el artículo, coméntalo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

11 comentarios sobre “La revolución neolítica

  • el 15/04/2017 a las 18:02
    Permalink

    gracia al que creo esta pagina por que me hizo sacar buena nota y también supo expresar como era la revolución del neolítico gracias de verdad me gusto demasiado

    Respuesta
    • el 05/05/2017 a las 12:50
      Permalink

      De nada por la ayuda. La verdad es que, después de unos años y habiendo adquirido más conocimientos, habiendo leído más libros,… es una entrada que deja bastante que desear. Aunque visto con perspectiva, es una decente introducción para después indagar en este bonito periodo de la humanidad.
      Un saludo.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies