La Unión de Kalmar

En la historia enseñada y aprendida en España se incide siempre mucho en el mundo mediterráneo. Pero la Europa septentrional tiene una historia de interés y que en ocasiones ha repercutido en el resto de Europa. La historia de los países nórdicos es de forma general desconocida para los españoles. Por eso en la entrada de hoy La Crisis de la Historia introduce un poco de historia del Norte de Europa. Es la Unión de Kalmar, una unión entre países del Norte de Europa que ayuda a comprender las relaciones entre los distintos países, así como la importancia del comercio en el Mar Báltico y el control del estrecho de Sund.

Los reinos de Europa septentrional en la Baja Edad Media

Durante la Baja Edad Media, los reinos de Europa septentrional estaban menos poblados y  evolucionados que los  occidentales y los mediterráneos. Además, tenían que enfrentarse a la creciente influencia y expansión germánica. Eran monarquías frágiles e inestables, por lo que para afrontar amenazas que podían hacer peligrar su existencia, ensayaron varias combinaciones de uniones entre ellas. De forma concreta, los reinos de Dinamarca, Noruega y Suecia tenían monarquías muy débiles frente a noblezas poderosas, tenían una organización arcaica, con una feudalización tardía y con la amenaza de la Hansa, la liga de ciudades comerciales del Norte de Alemania que monopolizaba el comercio en el mar Báltico y que podía imponer por la fuerza sus intereses a estos reinos escandinavos.

File:Unión de Kalmar.png

Figura 1. Bandera naval del periodo de la Unión de Kalmar, mostrando los escudos de armas de Dinamarca, Suecia y Noruega. Fuente: Wikimedia Commons

La Unión de Kalmar

Una de las uniones que surgieron para hacer frente a estos problemas anteriores fue la “Unión de Kalmar”. Se fraguó a inicios de siglo XIV, con la unión de Noruega y Suecia, que junto a la incorporación de Dinamarca el 25 de septiembre de 1397 mediante el Tratado de Kalmar (llamado así porque fue firmado en el castillo de Kalmar, en Suecia) formalizó la Unión de Kalmar. Con esta unión se pretendía sobre todo hacer frente a las ciudades de la Liga Hanseática y controlar el comercio del Mar Báltico y del Mar de Norte, intentando controlar el estrecho de Sund. Se juntó un vasto territorio, Dinamarca, Noruega (incluyendo Groenlandia, Islandia y las islas Feroe) y Suecia (incluyendo entonces Finlandia).

Evolución de la Unión de Kalmar

No obstante, la unión de Kalmar fue muy inestable desde sus inicios debido a problemas internos y externos.

– En primer lugar, desde un primer momento Suecia se sintió perjudicada a costa de Dinamarca, habiendo varias rebeliones e intentos de recuperación de su independencia por parte de los suecos.

– En segundo lugar, la liga Hanseática se veía amenazada por esta unión por lo que desde sus inicios de dedicó a sabotearla.

Todo ello provocó que la Unión se disolviera tras la separación de Suecia en 1523, con la llegada de la nueva dinastía real de los Vasa. En cambio, Noruega y Dinamarca no se separaron, sino que permanecieron unidas hasta su definitiva separación en 1814 mediante el Tratado de Kiel.

Conclusión

La Unión de Kalmar significó un intento de unión política y territorial de los reinos del Norte de Europa con fines económicos y geopolíticos. Por causas internas y externas, la Unión de Kalmar no llegó a consolidarse a lo largo de los siglos, lo que hubiera significado la existencia de una gran potencia política en el Norte de Europa.

File:Dokument pt Kalmarunionen.jpeg

Figura 2. Documento de la Unión de Kalmar que no se llegó a firmar. 1397. Fuente: Wikimedia Commons

Bibliografía básica

Donado Vara, Julián Y Echevarría Arsuaga, Ana. La Edad Media, siglos V-XII. Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, S.A.

Echevarría Arsuaga, Ana Y Rodríguez, José M. Atlas Histórico de la Edad Media. Madrid. Editorial Universitaria Ramón Areces

Le Goff, Jacques. La Baja Edad Media. Colección Historia Universal s. XXI. Editorial Siglo XXI de España

Kent Neil. Historia de Suecia. 2011. Akal Editores

The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, comenta el artículo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

 

La Crisis de la Historia te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Jose Palanca Cabeza (La Crisis de la Historia) como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. 

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de La Crisis de la Historia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@lacrisisdelahistoria.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.lacrisisdelahistoria.com, así como consultar mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.