La religión del Neolítico

Ya sé que el título es “la religión del Neolítico”. Pero ¿realmente podemos hablar de una religión en el Neolítico? Teniendo en cuenta que es un período amplio más bien deberías pensar en las religiones del Neolítico. Bien, el título lo he empleado para simplificar un poco todo el mundo simbólico y de mentalidades que tuvo lugar en el Neolítico. Para analizar esta religión del Neolítico me centraré en el mundo simbólico del Próximo Oriente. Así sigo con la pauta seguida en esta revista número 10 dedicada al Neolítico.

Los estudios sobre la religión del Neolítico

El Neolítico en el Oriente Próximo trajo también una transformación en las mentalidades de la sociedad de los grupos neolíticos de dicha región. Antes de explorar estos cambios, hablaré de los autores que considero que han tratado con más profundidad este mundo simbólico en el Neolítico, tanto de Próximo Oriente, como Europa y otras partes del mundo. Estos autores de los que hablo son Ian Hodder, Jacques Cauvin, David Lewis-Williams y David Pearce.

Ian Hodder: La domesticación de Europa

Para Ian Hodder el Neolítico fue una transformación más simbólica que económica. El proceso de domesticación, reflejado en la agricultura, la ganadería y la sedentarización, fue un discurso de poder sobre la naturaleza.

La domus, es decir, la casa, era para Hodder la metáfora principal del cambio ideológico. La domus era un deseo social creado por ideas y emociones con el objetivo de controlar lo salvaje y las relaciones internas de la sociedad. La persecución de la dominación de la sociedad a través de la red de poder basada en la domus llevó a la aglomeración de asentamientos y expandió el tamaño del grupo.

Jacques Cauvin: El nacimiento de las divinidades, el nacimiento de la agricultura

Jacques Cauvin profundizará en los aspectos simbólicos del neolítico y en el nacimiento de las divinidades. Para este autor francés, en el Neolítico hubo un cambio psíquico que llevó a un cambio cultural y de mental ligado al nacimiento de las divinidades.

Para Cauvin las imágenes del Neolítico son de seres superiores. Las imágenes sugieren una nueva psicología del ser humano siendo dominado por una fuerza divina que mira hacia abajo.Era una nueva religión en el Neolítico. El cambio mental se produciría en las sociedades khiamienses, una sociedad de inicios del Neolítico similar a la anterior natufiense, pero en la que se producirá un cambio cognitivo de forma interna, sin influencia de causas externas.

Lewis-Williams y Pearce: Dentro de la mente neolítica

Lewis-Williams y Pearce, a partir de estudios etnológicos y de la neuropsicología, estudiaran las mentalidades de las sociedades neolíticas de Próximo Oriente y de Europa. Para estos autores las mentalidades de los grupos neolíticos formaban parte de un cosmos estratificado construido por el ser humano y que era real para la sociedad neolítica. Este cosmos estratificado se reflejará en las construcciones, el arte, los enterramientos, los ritos y en la mitología de estas sociedades.

Las principales manifestaciones simbólicas de la religión del Neolítico de Próximo Oriente

El mundo simbólico de la sociedad neolítica de Próximo Oriente se reflejará en las construcciones, en los enterramientos, en los ritos y en el arte. En este artículo explicaré 4 principales manifestaciones simbólicas que podrían ser englobadas dentro de la religión neolítica: las figurillas; las estatuas; el ritual de enterramiento de cráneos y las máscaras; y los santuarios y los templos.

Las figurillas de Próximo Oriente

Las figurillas antropomorfas y zoomorfas eran objetos de pequeño tamaño fabricados en arcilla y realizadas por modelado. Estas figurillas existían ya en períodos anteriores, como el Natufiense, con predominio de figuras zoomorfas.

Las figurillas antropomorfas femeninas

Pero en el Neolítico destacará la aparición generalizada en el Próximo Oriente de figurillas antropomorfas femeninas.

Aunque no todas fueron iguales, existiendo diferencias regionales:

  • En la región de Levante Sur presentarán una morfología más plana.
  • En el resto de Próximo Oriente, en los yacimientos de Anatolia, las figuras serán más voluptuosas, destacando pechos y caderas. También aparecerán en esta región de Anatolia estas figurillas antropomorfas femeninas dominando fieras, como en Çatal Hüyük.

No obstante, en todo el Próximo Oriente, en las figurillas femeninas se aprecian los caracteres sexuales. Esto ha llevado a pensar significado de fecundidad y fertilidad, tanto en el terreno humano, como en el ámbito agrícola y ganadero.

religión del Neolítico.jpg

Figura 1. Mujer sentada de Çatalhöyük. Figura femenina flanqueada por dos felinos. Autor: Roweromaniak. Fuente: Wikimedia Commons

Las figurillas zoomorfas

En cuanto a las figurillas zoomorfas destacan las de los uros. Estas figuras del toro salvaje representarían una fuerza bruta, instintiva y violenta, asociada a un dios masculino. La dualidad existente entre estas figurillas del toro salvaje y de las femeninas representaría una nueva religión del Neolítico. Esta es la interpretación de Jacques Cauvin.

Lo femenino no era representativo de la fecundidad, sino que era un personaje mítico, una madre universal, una diosa que este autor francés califica como “monothéisme féminin”. La representación del toro sería un dios masculino, pero segunda figura suprema, subordinado a la diosa principal.

Las estatuas antropomorfas de Próximo Oriente

En el Neolítico Precerámico B aparecerá en la región del Levante y el Alto Tigris y el Éufrates una innovación relevante, la creación de estatuas antropomorfas. Fueron estatuas de tamaño parecido al natural, con cabeza remarcable, caras detalladas y ojos estilizados, grandes y separados.

estatuas de Ain Ghazal.jpg

Figura 2. Estatuas de Ain Ghazal. Autor: Jeanhousen. Fuente: Wikimedia Commons

Para Cauvin responden a un código dentro de la nueva religión neolítica. Otra interpretación clásica es la de dioses de la fertilidad, propuesta por Schmand-Desserat.

Para Lewis-Williams y Pearce, tanto estas estatuas como las figurillas femeninas comentadas anteriormente, formaron parte de un contrato de consciencia dentro de un cosmos estratificado. Las figurillas femeninas estarían asociadas al inframundo, en la cual los grupos del neolítico realizarían un viaje espiritual transcosmológico, como si fuera hacia el útero materno.

En definitiva, para estos autores era otra manifestación de la nueva religión del Neolítico de Oriente Próximo.

El culto de los cráneos del Neolítico de Próximo Oriente

En el Neolítico Precerámico de la región levantina aparecieron una serie de ritos que tuvieron relación con el cráneo del difunto. En esta fase se realizó la separación del cráneo de los cuerpos de los difuntos para ser posteriormente situados en el interior del hábitat o enterrados bajo estos.

Este rito se enriquecerá en el Neolítico Precerámico B (PPNB) con la aparición de cráneos modelados en cal o escayola que recreaban la cabeza humana. Algunos de ellos eran, posteriormente, pintados o se le incrustaban conchas a símil de ojos. Las mandíbulas están raramente presentes. Los cráneos modelados se han hallado en el interior de hábitats, de forma aislada o de forma conjunta. En el Levante también aparecerán máscaras de piedras esculpidas con forma humana, representándose las cavidades de los ojos y de la boca y modelándose la nariz. Destacan las máscaras halladas en la cueva de Nahal Hemar.

cráneo modelado del PPNB

Figura 3. Cráneo modelado. Autor: Hanay. Fuente: Wikimedia Commons

Estas prácticas de separar la cabeza del cuerpo en el Levante del Próximo Oriente desaparecieron a finales del Neolítico Precerámico. Esto demostraría que el paso al Neolítico Cerámico en la región levantina de Próximo Oriente no fue solamente económico, sino también ideológica.

Interpretación sobre el significado del culto de los cráneos y las máscaras

La interpretación tradicional de estos rituales relacionados con los cráneos es la del culto a los antepasados, aunque hay diversos autores que matizan o cuestionan esta interpretación.

Para Rubio formaban parte de rituales domésticos y colectivos cuya función era la de cohesionar a la sociedad. Estos rituales pudieron ser de fundación de viviendas o con función protectora.

Por otro lado, Marc Verhoeven, a partir de estudios etnológicos, propuso que eran ritos vinculados a la muerte, la domesticación y la fecundidad, que tendrían gran carga simbólica cuya finalidad era un deseo de controlar el comportamiento sobrenatural para controlar el mundo natural. Verhoeven distinguió entre los cráneos depositados en las áreas domésticas o colectivas, puesto que en las primeras el rito era de tipo familiar doméstico, mientras que en las segundas tenían un carácter público, siendo los cráneos modelados de personajes claves dentro del grupo social.

Según las investigaciones de Cauvin, era un caso particular de culto a los ancestros. Tanto los cráneos modelados como las máscaras formarían parte de la nueva religión del Neolítico.

Otra interpretación menos convencional es la de Lewis-Williams y Pearce, que interpretan este rito como un intento de ayudar por parte de los vivos a los muertos de pasar desde el nivel cosmológico de los vivos al de los muertos, seleccionando para ello los cráneos de la gente con mayor conocimiento espiritual. No era, para ellos, ni un rito de culto a un antepasado ni un elemento de cohesión social.

Los santuarios neolíticos de Próximo Oriente

Otra novedad la religión del Neolítico de Próximo Oriente fue la aparición de construcciones en las que se ha interpretado una función religiosa o simbólica: son los llamados santuarios.

Göbkeli Tepe

Figura 4. Yacimiento del santuario neolítico de Göbkeli Tepe. Autor: Teomancimit. Fuente: Wikimedia Commons

Estos santuarios se distinguen de otros edificios por el contenido hallados en estos. En los santuarios destacaron objetos de tipo simbólico o ritual como estatuas, figurillas o cráneos de seres humanos. Durante el Neolítico Precerámico y el Neolítico Cerámico A encontramos diversos santuarios. Por ejemplo tenemos:

  • Las construcciones y elementos esculpidos de Göbekli Tepe.
  • La llamada “casa de los muertos” de Çayönü, en la cual se hallaron 66 cráneos humanos.
  • 2 edificios de Nevali Çori que contenían varias esculturas monumentales.
  • Los “santuarios domésticos” de Çatal Hüyük, en los que domina la bucranía y las figuras femeninas.

Interpretación del significado de los santuarios

La interpretación de estos santuarios varía según autor. Para Cauvin son edificios sagrados relacionados con la nueva religión del Neolítico, predecesores de los templos que aparecerán en el Neolítico Cerámico. Según Cauvin eran edificios colectivos que implicaban reuniones periódicas con participación de la comunidad, cuyas ceremonias eran presididas por una persona cualificada, de mayor autoridad, precedentes de los sacerdotes de los templos posteriores.

Según Aurenche y Kozlowski tenían un uso más religioso que civil en la que las estatuas halladas en esos edificios podrían haber sido divinidades o personas importantes a las que recordar.

En el libro “Dentro de la mente Neolítica” de Lewis-Williams y Pearce ambos autores argumentaban que los edificios como la “casa de los muertos” de Çayönü eran reconstrucciones del cosmos estratificado en superficie, En estos edificios se realizaban actos religiosos con connotaciones también políticas, ya que los contratos de consciencia alterada estarían reservados a la élite del grupo social.

Finalmente, Verhoeven fueron edificios en los cuales se almacenan objetos rituales y se celebran ritos y fiestas comunitarias, siendo foco de la vida religiosa de la comunidad.

Los primeros templos

En el Neolítico Cerámico habrá constancia de los primeros templos, como los hallados en Eridu. La región mesopotámica fue el centro regional de estos templos. En estos templos aparecería un grupo social de religiosos con un estatus social elevado dentro de esta sociedad más compleja.

templo de Eridu

Figura 5. Recreación virtual del templo de Eridu. Autor: Cush. Fuente: Wikimedia Commons

Para Harari, la sociedad neolítica fue creando mitos y relatos de dioses con el objetivo de crear “órdenes imaginarios”. Estos órdenes servían para cohesionar a una sociedad que ya no se agrupaba por vínculos familiares. Estos mitos religiosos acabaron penetrando e interiorizándose en los habitantes de los poblados neolíticos, acabando formando una parte inherente dentro de la sociedad y siendo ya parte de su cultura. La religión del Neolítico daría paso a la religión de las primeras civilizaciones históricas.

Conclusión

En el Neolítico de Próximo Oriente hubo una serie de aspectos que evidencian un cambio en las mentalidades de la sociedad respecto a épocas paleolíticas. Evidencias arqueológicas como las figurillas de arcilla, las estatuas los rituales de enterramiento o de los edificios considerados como “santuarios” muestran una nueva religiosidad de estos grupos sedentarios con economía agrícola y ganadera. Todo esto formaría parte de esa nueva religión del Neolítico.

Estas manifestaciones son parte de una transformación social de grupos cada vez más numerosos, con relaciones sociales más complejas, cuyos vínculos dejarán de ser familiares. La creación de mitos, las nuevas religiones, los rituales, etc., serán parte de una creencia común que permitirá una mayor cohesión de las comunidades, pero que también creará una casta religiosa que controlarán en el Neolítico Final los primeros templos.

Algunos de estos mitos del Neolítico perdurarán hasta las primeras civilizaciones y se inmortalizarán al plasmarse en la escritura. La religión del Neolítico perdurará, de este forma, en los inicios de la historia.

Libros sobre el Neolítico

Si tienes más ganas de saber sobre el Neolítico pásate por el artículo Libros sobre el Neolítico. Así conocerás mejor la bibliografía empleada y para conocer mejor los mejores libros para estudiar este período.

Bibliografía

Andrés Rupérez, M.T. 2003 “El concepto de la muerte y el ritual funerario en la Prehistoria”. En Cuadernos de arqueología de la Universidad de Navarra 11:13-36

Cauvin, J. 1994. “Naissance des divinités, naissance de l’agriculture : La révolution des symboles au Néolithique”. CNRS Éditions. Paris

Choza Armenta, J.L. (2017). La moral originaria: la religión neolítica. Valencina de la Concepción (Sevilla): Thémata

Eiroa, J.J. 2003. “Nociones de prehistoria general”. Ariel historia. Madrid.

Fernández Martínez, Víctor M. 2007. “Prehistoria: el largo camino de la humanidad”. Alianza. Madrid

Harari, Y.N., 2014. “De animales a dioses. Breve historia de la humanidad”. Debate. Madrid.

Hodder, I. 1990. “The domestication of Europe: structure and contingency in Neolithic societies”. Blackwell Publishers. Oxford.

Lewis-Williams, D., Pearce D. 2009. “Dentro de la mente neolítica”. Akal. Madrid

Rubio de Miguel, I. 2004. “Rituales de cráneos y enterramiento en el neolítico precerámico del Próximo Oriente”. En Cuadernos de prehistoria y arqueología 30: 27-46

Rubio de Miguel, I. 2004. “Religión y procesos de cambio en el Neolítico precerámico del Próximo Oriente”. En Isimu: revista sobre Oriente Próximo y Egipto en la Antigüedad 7: 133-168.

Zeder, M.A. 2011. “Religion and the Revolution: The legacy of Jacques Cauvin” En Paléorient 37-1: 39-60

The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, comenta el artículo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

 

La Crisis de la Historia te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Jose Palanca Cabeza (La Crisis de la Historia) como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. 

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de La Crisis de la Historia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@lacrisisdelahistoria.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.lacrisisdelahistoria.com, así como consultar mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.