El Código Napoleónico

¿Qué es el Código Napoleónico? El Código Napoleónico es el Código Civil de Francia. Se llama así porque fue aprobado y publicado en el año 1804, siendo por aquel entonces Napoleón Bonaparte primer cónsul de Francia. Este Código Civil es de gran importancia para el resto de los códigos civiles del mundo occidental. Fue el código que oficializó y consolidó muchas de las leyes que nacieron tras la Revolución Francesa de 1789. Fue el código que dio carpetazo al Antiguo Régimen. A partir de él nacía un nuevo estado de tipo liberal. Legalmente se entraba en la Edad Contemporánea.

Contexto político

El 18 de Brumario del año VIII (es decir, el 9 de noviembre de 1799) un golpe de Estado acaba con el Directorio en Francia. El golpe de Estado elevó al poder a un prestigioso militar llamado Napoleón Bonaparte. Fue un cambio político que sería de vital importancia para el devenir histórico posterior en Europa. Un ejemplo es que sus consecuencias e influencias aún perduran en la actualidad. Napoleón sería desde 1799 hasta 1804 el Primer Cónsul del Consulado francés. A partir de finales de 1804 Napoleón sería coronado por sí mismo Emperador.

Tras el golpe de Estado de Brumario a finales del siglo XVIII, el torrente enérgico de Napoleón ha llegado a aguas más amplias y tranquilas. Al igual que un río llega hasta el mar, Napoleón va siguiendo su curso vital, sorteando las dificultades a las que se ve sometido, pero avanzando victorioso hasta el mar, alcanzando su máximo caudal en el curso final del río. Una vez Napoleón se hizo con el poder en Francia, instauró la calma a los franceses, hartos de luchas internas. Esta estabilidad interna le hizo acometer varias empresas, como la creación del Código Napoleón. Este Código Civil será la base legislativa de Francia durante mucho tiempo. Además, será la base legal de muchos países europeos en la historia contemporánea.

Las ideas de Napoleón

El Imperio Napoleónico transformaría no sólo la geografía política de Europa, sino también sus leyes y su mentalidad. Normalmente Napoleón es visto como un personaje militar. Pero gracias a biografías como la de Emil Ludwig (a la que puedes acceder a compra de Amazon mediante enlace de afiliado de marketing) podemos indagar en otras facetas del personaje.

Quizás la mayor consecuencia de la expansión del Imperio Francés por Europa fue la divulgación de ideas surgidas en la Revolución Francesa. Ideas que Napoleón defendía a su manera, a pesar de todas las incongruencias existentes por su gobierno de carácter personal y personalista.

Un reflejo de las ideas transmitidas se lee en el Código Civil de Francia, llamado de forma común el Código Napoleónico. De ahí que tenga interés en este artículo. De este modo, puedo explicar como el estudio de la historia puede tener visiones ajenas a lo militar. Quizás no tan interesantes para muchos públicos, pero sí importantes para conocer mejor la sociedad y la legislación actual. Y, finalmente, ver la influencia de hechos pasados en nuestra vida, nuestras leyes y nuestra visión del mundo.

El Código Napoleónico

Al inicio de este artículo ya te he dicho qué es el Código Napoleónico, también llamado Código Civil francés. Pero ahora tenemos más preguntas.

¿Cuándo fue publicado el Código Napoleónico? El 21 de marzo de 1804 fue publicado el Código Civil francés.

¿Cuánta importancia tiene el Código Napoleónico? Fue muy importante en la época. Gracias a este Código Civil se consolidaban muchas de las leyes surgidas durante el periodo revolucionario francés y daba una estabilidad jurídica y legal. Lo cual era necesario para dar estabilidad social tras el turbulento período postrevolucionario.

Pero lo más importante y relevante de este Código es que consolidaba jurídicamente la abolición del Antiguo Régimen. Con todas las implicaciones que ello lleva. Es decir, eliminaba la división de la sociedad en estamentos y los privilegios jurídicos en función del estamento que pertenecías. Y eliminaba definitivamente el feudalismo. Que recordemos que existía en Europa desde la  Alta Edad Media.

Napoleón Bonaparte

Figura 1. Napoleón Bonaparte como primer cónsul. 1802. Autor: Antonie-Jean Gros. Fuente: Wikimedia Commons

También fue importante que se remarcara que la ley debía ser escrita y expresada en la forma más clara posible para que los ciudadanos pudieran entenderla. No menos importante resultó también la legislación en materia comercial y económica.

Por otro lado, el Código Napoleónico agrupó las reglas propias del Comercio Marítimo y el Terrestre en un solo cuerpo legal. Con ello el derecho mercantil dejaba de ser un derecho subjetivo para convertirse en un derecho objetivo. Se facilitaban así los intercambios mercantiles y se liberalizaba en cierto modo la economía.

¿Qué significa realmente el Código Napoleónico?

Este código civil significa el afianzamiento de las conquistas de la Revolución Francesa de 1789. Es decir: la igualdad jurídica para todos los ciudadanos, la individualidad de la propiedad, la libertad de trabajo, el principio de laicidad, la libertad de conciencia y la separación en 3 poderes (ejecutivo, legislativo y judicial).

Ejemplo de lo que he descrito es el artículo 7 del Código Civil francés de 1804: » El ejercicio de los derechos civiles es independientes de la calidad del ciudadano, la cual no se adquiere ni se conserva según lo establecido en la ley constitucional«.

Para a continuación, en el artículo 8, decir «Todo francés gozará de los derechos civiles«. Es decir, todos los franceses son iguales a la ley y tienen los mismos derechos.

Estructura del Código Napoleónico

La estructura del Código Civil francés de 1804 está influida por el Código Justiniano del siglo VI d.C. Este código dividía la ley en tres apartados principales: personas, objetos y acciones. De forma similar, el Código Napoleónico dividió la legislación en cuatro secciones principales:

  • personas
  • propiedad
  • adquisición de la propiedad
  • procedimiento civil

En total, para contar toda su legislación, se redactaron 2281 artículos.

Preámbulo del Código Napoleónico

Para mostrar el espíritu del Código adjunto un fragmento de su Preámbulo:

En los Estados despóticos, donde el principio es propietario de todo el territorio, donde todo el comercio se realiza en nombre del Jefe del Estado y en su provecho, donde los particulares no tienen libertad ni propiedad, hay más jueces y verdugos que leyes; pero allí donde los ciudadanos tienen bienes que conservar y defender, donde tienen derechos políticos y civiles, donde el honor es valorado como cualquier otro bien, es necesario un cierto número de leyes para hacer frente a todo. Las diversas clases de bienes, los diversos géneros de industria, las diversas situaciones de la vida humana, demandan reglas diferentes.

Consecuencias del Código Napoleónico

Mediante este Código Civil se consolidaba el espíritu revolucionario de la burguesía. Existía libertad económica y personal, igualdad ante la ley, carácter individual de la propiedad, matrimonio civil y divorcio. El Estado tenía un carácter laico y las leyes religiosas no tenían cabida en el terreno estatal; era la prueba de la separación definitiva entre la Iglesia y el Estado.

Además, se garantizaban los intercambios mercantiles y se establecía una legislación para facilitar la libertad económica. Normas que abolían el Antiguo Régimen y daban paso a una nueva sociedad cuyo reflejo se observa en la actualidad, lo que se llama contemporaneidad. Una discusión acerca de lo qué es lo contemporáneo y sus inicios que ya se discutió en esta entrada de La Crisis de la Historia.

Código Napoleónico

Figura 2. Código Napoleónico. Fuente: Wikimedia Commons

La expansión del Código Napoleónico por Europa

El Código Napoleónico se fue imponiendo en los territorios que eran conquistados por Francia. De este modo las ideas revolucionarias iban calando en la sociedad europea y la burguesía las defendería incluso tras la caída del Imperio Francés. Muchos países desarrollaron durante el siglo XIX sus códigos civiles basándose en las nuevas ideas que se reflejan en el Código de Napoleón: libertad ciudadana, libertad económica,…

La posterior caída del Primer Imperio Francés y los intentos de restauración del absolutismo monárquico no frenaron el empuje de estas ideas. Prueba de ello serán las distintas revoluciones del siglo XIX y las luchas que habrán entre los defensores del liberalismo y los defensores del absolutismo.

Además de ello, un cambio significativo de estas ideas que se expandieron en parte gracias a la aplicación del Código en distintas partes de Europa, será el surgimiento de nuevas ideas como nacionalismo, donde los ciudadanos ya no son súbditos de un monarca, sino ciudadanos de una nación.

No extraña que en el siglo XIX surgieran las nuevas naciones de Alemania e Italia en territorios ocupados por Napoleón y donde se aplicó el Código Napoleónico.

El Código Napoleónico y las mujeres

Un último apartado que escribo a raíz de un comentario a este artículo. aunque es un Código Civil que avanzó en muchas materias, no avanzó en tema de igualdad a todos los seres humanos. Solo fue un avance para los hombres. El Código seguía condicionando a las mujeres respecto a los hombres. Efectivamente, era un mundo masculino y la legislación se pensaba para el hombre, siendo la mujer una “súbdita” del hombre. Era la esclavitud femenina, de la que hablé en un interesante artículo. 

El Código Napoleónico directamente rechazó a la mitad de la humanidad. No obstante, sí que es verdad que sentó las bases para que empiece a despertar en la población francesa y europea el deseo de tener y mantener estos derechos. Y las mujeres no fueron ajenas a ello. Ellas empezaron a ver como los ciudadanos masculinos adquirían un derecho que ellas no tenían. Esto dio lugar a la aparición de los movimientos feministas y la lucha por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

Bibliografía

La bibliografía empleada está descrita a continuación. En las fichas bibliográficas encontrarás enlaces externos a la página de venta de Amazon. Estos enlaces son de afiliación de marketing. Por si decides comprarlos.

Por otro lado, si quieres conocer artículos sobre libros de historia, puedes pasarte por la BIBLIOTECA.

Lario, A. (coord). 2010. Historia Contemporánea Universal. Del surgimiento del Estado contemporáneo a la Primera Guerra Mundial. Madrid. Alianza Editorial.

Artola. M. 2005. Contemporánea: La historia desde 1776 . Madrid. Alianza.

Ludwig, E. 2001. Napoleón. Editorial Juventud, S.A.

Canales, E. 2008 La Europa Napoleónica: 1792-1815. Madrid. Ed Cátedra.

El Código Napoleónico en inglés

Si te interesa leer el Código Napoleónico, en esta página podrás leerlo en inglés.

Licencia Creative Commons

El Código Napoleónico por La Crisis de la Historia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

The following two tabs change content below.

Jose Palanca

La Crisis de la Historia es una revista digital de historia. Se intentará demostrar que no hay una crisis de la historia. Todo lo contrario, existen nuevas visiones de la historia que mejoran la comprensión del pasado de la humanidad y ayudan a entender el presente. Espero que te haya gustado, comenta el artículo, compártelo en las redes sociales y suscríbete para recibir noticias cuando hayan nuevas publicaciones. Muchas gracias

10 Comentarios

  1. JOSE EDUARDO GARNICA ROJAS 08/01/2019
    • Jose Palanca 08/01/2019
  2. Missael 24/11/2018
    • Jose Palanca 24/11/2018
  3. Karla Fernanda Basaure Fuentes 11/05/2017
    • crisis_historia 12/05/2017
  4. Luciano Tanto 13/02/2017
    • crisis_historia 14/02/2017
      • luciano tanto 18/02/2017
    • crisis_historia 05/05/2017

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

 

La Crisis de la Historia te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Jose Palanca Cabeza (La Crisis de la Historia) como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. 

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de La Crisis de la Historia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@lacrisisdelahistoria.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.lacrisisdelahistoria.com, así como consultar mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.